· 

RECONSTRUCCIÓN UNGUEAL: ¿FUNCIÓN ESTÉTICA O BIOMECÁNICA?

La uña es un elemento anatómico que incluye dentro de sus funciones biomecánicas la protección del hueso  al roce o la presión producida por el calzado entre otras causas traumáticas.

Ante una uña traumática que se encuentra en malas condicciones incluso desprendidas del lecho ungueal, está indicada la realización de la reconstrucción.

¿Por qué?

Como anteriormente ha sido mencionado, la uña cumple una función muy importante como es la protección de la falange distal de los dedos de los pies. El dejar una uña excesivamente corta y limpia tras una sesión de quiropodología origina un aumento de presión y fricción con el calzado, lo cual generará un aumento de corneocitos, los principales causantes de la hiperqueratosis o heloma subungueal, que a la larga cuando la uña vuelva a crecer va a provocar molestias.

Presiones sobre el pulpejo contra la puntera del calzado puede originar un mamelón distal que induzca a la formación de una uña incarnada cuando esta crezca, así como traumatismos o golpes sobre la falange directamente, puede propiciar la neoformación de una exóstosis (crecimiento de un pico oseo anómalo), que cambiará la morfología de la curvatura de sus uñas. Además siempre hay que intentar dejar libre los canales, para que la uña cumpla su función perfectamente y no ocasione ninguna molestia.

Cada vez son mas los pacientes que no quedan muy conforme en cuanto a la estética de sus uñas provocando rechazo a la hora de mostrar sus pies públicamente.

 

¡Ponle fin a todos estos problemas y luce sus pies!, ellos también necesitan un respiro y un cuidado personal.